Quinto Domingo del Tiempo Ordinario (ciclo A)

La siguiente es la reflexión correspondiente al Quinto Domingo del Tiempo Ordinario (ciclo A) acerca las lecturas de la Biblia que se proclaman durante la Eucaristía de este día.

 



(Note: This is a sponsor's page)

 

 

Nota acerca de la fecha: En el 2014, corresponde al Domingo 9 de Febrero.

 

Isaías 58, 7-10

Así dice el Señor: "Parte tu pan con el hambriento, hospeda a los pobres sin techo, viste al que ves desnudo, y no te cierres a tu propia carne. Entonces romperá tu luz como la aurora, en seguida te brotará la carne sana; te abrirá camino la justicia, detrás irá la gloria del Señor. Entonces clamarás al Señor, y te responderá; gritarás, y te dirá: "Aquí estoy." Cuando destierres de ti la opresión, el gesto amenazador y la maledicencia, cuando partas tu pan con el hambriento y sacies el estómago del indigente, brillará tu luz en las tinieblas, tu oscuridad se volverá mediodía."
 

 

Te comparto algunas reflexiones acerca de esta lectura:



  • “Si partes tu pan con el hambriento…”: Nos hacemos luz, en medio de la humanidad, cuando somos capaces de compartir y de hacernos solidarios con los que sufren, con los necesitados. Los necesitados y los que sufren de este mundo son voz de Dios, interpelación de Dios y plantean retos a las personas y a las instituciones. El que sufre y el necesitado ocupan un lugar clave en el corazón de Dios. ¿Qué lugar ocupa en nuestros corazones?

 



  • “Invocarás al Señor, y Él te atenderá…”: Ser escuchado por Dios y escuchar al prójimo son dos realidades que no deben ser separadas. La solidaridad efectiva y la sensibilidad actuante son condiciones de autenticidad de la experiencia espiritual. Lo realmente cristiano no son los discursos, sino las acciones comprometidas.

 

  • “Si dejas libre al oprimido y renuncias al ademán despectivo…”: Dios nos invita, a través del profeta Isaías, a renunciar a las prácticas dominadoras y explotadoras. Hay – tanto a nivel personal como a nivel social – lógicas dominadoras que hay que identificar, revisar y transformar.

 

 

 

1ª carta a los Corintios 2, 1-5

Yo, hermanos, cuando vine a vosotros a anunciaros el misterio de Dios, no lo hice con sublime elocuencia o sabiduría, pues nunca entre vosotros me precié de saber cosa alguna, sino a Jesucristo, y éste crucificado. Me presenté a vosotros débil y temblando de miedo; mi palabra y mi predicación no fue con persuasiva sabiduría humana, sino en la manifestación y el poder del Espíritu, para que vuestra fe no se apoye en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.

 

Te comparto algunas reflexiones acerca de esta lectura:



  •  “Decidí no saber nada fuera de Jesucristo…”: San Pablo subraya la centralidad de Jesucristo en la vida de la iglesia y en la vida de cada cristiano(a) en particular.

 

  • “Jesucristo crucificado”: La cruz es presentada por san Pablo como una clave excelente de comprensión de la persona y de la obra de Jesús. Pero hay que tener cuidado de no reducir la cruz a un fetiche, a un adorno o a un mero instrumento de tortura y ejecución despasado. La cruz es, desde la perspectiva cristiana, el símbolo del amor que todo lo entrega; de la entrega misma como expresión del amor.

 

  • “No pretendí exponer argumentos persuasivos, sino mostrar la fuerza del Espíritu y el poder de Dios…”: Pablo deja claro que para el evangelizador (pastor, misionero, servidor, etc.) no se trata tanto de “mostrarse a sí mismo” cuanto de mostrar con la propia vida a Dios y permitir que Él obre a través de su testimonio. El cristiano es un mensajero frágil. Lo que se le pide es que se comprometa y que se apoye en Dios… De él le vendrá el auxilio, la capacidad, la fuerza, la sabiduría.

 

Mateo 5, 13-16

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: "Vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve sosa, ¿con qué la salarán? No sirve más que para tirarla fuera y que la pise la gente. Vosotros sois la luz del mundo. No se puede ocultar una ciudad puesta en lo alto de un monte. Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y que alumbre a todos los de casa. Alumbre así vuestra luz a los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en el cielo."

 



Te comparto algunas reflexiones acerca de esta lectura:



  • “Si la sal pierde su sabor…”:Perder el sabor es un drama y un problema, porque se pierde el sentido y la fuerza. No pocas vocaciones y consagraciones se pierden porque el sabor se va. Por alguna razón el Papa Juan Pablo II insistió a la iglesia a renovarse no sólo en sus métodos y en su expresión, sino – sobre todo– en su ardor. Ese ardor está ligado al cultivo de la vida espiritual… De la inteligencia espiritual.

 

  • “Nadie enciende una lámpara para meterla debajo de un cajón”: Hay que tener mucho cuidado con los dones que Dios concedió a cada uno. El desperdicio de estos dones sí es propiamente un pecado. La misión (que la iglesia y cada cristiano tiene) puede fracasar por omisión y por tendencia a la comodidad. ¿Qué haces con lo que Dios te ha dado?

 

  • “…A fin de que vean el bien que ustedes hacen y glorifiquen a Dios…”: La tradición espiritual cristiana siempre ha insistido en que el cristiano debe actuar buscando la honra y gloria de Dios. ¿Lo hacemos?

  



Te comparto otros puntos para la reflexión:



  • Las lecturas de hoy tienen como tema central la justicia de Dios, expresada plenamente en el amor misericordioso para con el prójimo.

 

  • Isaías realiza una fuerte crítica al pueblo de Israel por sus prácticas religiosas desarticuladas de la fe y la justicia con los pobres.

 

  • El culto a Dios está ligado íntimamente con la justicia y la misericordia. Las diferentes prácticas religiosas, que deben salir del corazón, están orientadas a fortalecer al creyente para la práctica de la misericordia, la vivencia de la justicia y la búsqueda de la verdad.

 

  • La justicia social hoy, exige más que actos humanitarios aislados o la práctica asistencial…Esto hay que hacerlo, pero se debe ir más allá. NO basta con dar pan al hambriento; hay que ver cómo construimos un mundo donde no haya hambrientos.

 

  • Pablo, en el ejercicio de su misión, no se fundamenta en lo que llama sabiduría humana (elocuencia y academicismo) sino en el mismo Señor crucificado (en su entrega amorosa).

 

  • El anuncio del misterio de Dios realizado por Pablo a la comunidad de Corinto es su propia experiencia de Cristo; lo que realmente anuncia es la vivencia de ese mensaje.

 

  • La misión de los creyentes de todos los tiempos es ser sal y luz para el mundo. Le corresponde a cada generación y a cada cristiano discernir cómo debe serlo en su contexto. La sal da sabor, la luz permite orientarse. Se trata de una metáfora que debe traducirse en la vida.

 

  • Una pregunta que debemos formularnos como cristianos: ¿Nos asusta el hecho de que – en algunos momentos de la historia – la luz no sólo no ilumine sino que se suma en la oscuridad? Deberíamos reflexionar sobre esto.

 

Terminemos orando con el...

 

 

Salmo 112

 

El justo brilla en las tinieblas como una luz.

 

En las tinieblas brilla como una luz / el que es justo, clemente y compasivo. / Dichoso el que se apiada y presta, / y administra rectamente sus asuntos. R.

 

El justo jamás vacilará, / su recuerdo será perpetuo. / No temerá las malas noticias, / su corazón está firme en el Señor. R.

 

Su corazón está seguro, sin temor. / Reparte limosna a los pobres; / su caridad es constante, sin falta, / y alzará la frente con dignidad. R.

 

¡Amén!


 

¿Tienes alguna pregunta, duda, inquietud, sugerencia o comentario acerca de estas reflexiones?

Escríbenos aquí ...

Please note that all fields followed by an asterisk must be filled in.

Please enter the word that you see below.

  

 

Regresar al comienzo del 'Quinto Domingo del Tiempo Ordinario (ciclo A)'



Regresar desde el 'Quinto Domingo del Tiempo Ordinario (ciclo A)' al índice de temas de 'Como Combatir la Pobreza en el Espíritu'

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

And How Can I Help?

You may wonder, 'how can I be part of the solution', 'how can I contribute?'. Learn more...