En Defensa de la Fe


Las Características del Modernismo


Las características del Modernismo, que San Pío X denunció tan vehemente en 1907, están tristemente visibles en la Iglesia hoy en día. El Padre Justo A. Lofeudo, MSE las explica en los siguientes videos.



(Note: This is a sponsor's page)

 

 

El Indiferentismo religioso, que coloca a todas las creencias religiosas al mismo nivel y que es promovido por el Modernismo, se manifiesta en este llamado al “ecumenismo”, con el pretexto de la paz.El Indiferentismo religioso, que coloca a todas las creencias religiosas al mismo nivel y que es promovido por el Modernismo, se manifiesta en este llamado al “ecumenismo”, con el pretexto de la paz.





1. "Hemos empleado frases ambiguas y sabemos como las interpretaremos en el futuro"

En el primero video, el Padre Lofeudo explica, entre otras, las siguientes características del Modernismo:



  • Niega el primado del Papa y lo reemplaza por figuras como la “Sinodalidad” y la “Colegialidad”. Tales figuras, además de diluir la autoridad del Papa, tienen como efecto el que la Iglesia deje de ser Una y Católica; además, conducen a que la Iglesia, el Papa, sus cardenales, obispos y sacerdotes callen ante los errores, no los denuncien.



  • Quiere implantar la “Intercomunión”, desvirtualizando así la sacralidad de la presencia de Jesús en la Eucaristía al negar que para que haya comunión sacramental debe haber comunión eclesial.



  • Quiere equiparar el sacerdocio bautismal al ministerial. Como caso concreto, el Padre Lofeudo cita el caso de Holanda donde aceptaron que laicos celebraran la misa.



  • Rechaza el Magisterio de la Iglesia, promoviendo la “libre” interpretación de las Escrituras.



  • Camufla las herejías que promueve bajo el ropaje del “espíritu del concilio” (en referencia a que tales herejías son fruto de las conclusiones derivadas del Concilio Vaticano II. Al respecto, el Padre explica cómo el Concilio Vaticano II, ni afirmó las verdades de la Fe, ni condenó los errores, las herejías. Por ejemplo, no condenó el Comunismo, el cual desde su mismo nacimiento en 1917, se declaró enemigo de la Iglesia y ha sido desde entonces un gran perseguidor de los cristianos en todo el mundo).



  • Otra de las características del Modernismo es que promueve el “diálogo” acerca de las verdades de Fe, cuando estas por supuesto no son negociables.



  • Muy importante, es que el Modernismo promueve el uso del lenguaje ambiguo en los documentos. Al respecto, el Padre Lofeudo cita a uno de los peritos teólogos del Concilio Vaticano II, Edward Schillebeeckx (autor del herético Catecismo holandés) quien, refiriéndose a los documentos del Concilio, abiertamente declaró lo siguiente: “Hemos empleado frases ambiguas y sabemos cómo las interpretaremos en el futuro”.
















2. El Papa debe mantener intacto el Depósito de la Fe

Continuando con las características del Modernismo, en el segundo video el Padre Lofeudo explica, entre otras, las siguientes:


  • Promueve la herejía del Arrianismo, es decir que los modernistas no reconocen a Jesucristo como Dios Verdadero y Único Salvador.




  • Abjura de la Tradición de la Iglesia y por consiguiente del Magisterio. Al respecto, el Padre Lofeudo explica ampliamente y con ejemplos (como el de los Dogmas Marianos) que el papel del Magisterio es transmitir fielmente la Tradición. Y en especial, el deber del Papa es mantener intacto el Depósito de la Fe, el cual viene de los apóstoles y por consiguiente de Nuestro Señor Jesucristo. En otras palabras, el Papa debe garantizar que nadie la altere ni la contamine.
















3. “La apostasía en la Iglesia se llama Modernismo”

Para ilustrar las características del Modernismo, el Padre Lofeudo comienza en este tercer video presentando la advertencia profética severa que el filósofo y teólogo ruso, Vladimir Soloviev, hacía en el año 1900, en su ensayo titulado, “El breve relato sobre el Anticristo”.


El Padre Lofeudo correlaciona cada una de las advertencias de Soloviev con lo que ha sucedido en la Iglesia a partir del Concilio Vaticano II (en aquel momento del Concilio, una gran cantidad de peritos teólogos modernistas lograron infiltrarse e influir notablemente  en las discusiones y en la redacción de los textos finales).


Estas son, entre otras, algunas de las advertencias de Soloviev en 1900:


  • “El cristianismo se vería reducido a pura acción humanística en los campos de la asistencia, de la solidaridad, de la filantropía, de la cultura”…


  • “El mensaje del Evangelio se lo identificará con el diálogo entre pueblos, entre religiones… en la búsqueda del bienestar, del progreso, de la exhortación por el respeto de la naturaleza"…



  • Por el amor al diálogo y a las buenas relaciones, se diluirá así el Mensaje Salvífico que es Jesucristo mismo, en aras de la consecución de tales metas secundarias.


  • La Iglesia se deslizará así, poco a poco, hacia el pecado de la apostasía y se encontrará del lado del Anticristo.


  • Se cambiarán así los valores trascendentales por los valores relativos.

 

  • Advierte Soloviev que la Iglesia será cambiada de esta forma por una organización benéfica, socializadora (que el Padre Lofeudo la equipara muy bien con una ONG de nuestros días, es decir con una organización humanística, no centrada en Jesucristo ).

A propósito de la advertencia severa que hace Soloviev, el Padre Lofeudo menciona los embates insidiosos de los modernistas después del Concilio Vaticano II con escritos como la “Carta de la Tierra” (presentada ante la ONU y avalada por teólogos que habían sido condenados por la Iglesia, la cual declara, entre otras cosas, que es el reemplazo de los Diez Mandamientos.


El Padre Lofeudo devela el meollo del ataque modernista a los cimientos de la Iglesia a través del Concilio Vaticano y explica que, astutamente, aparentando seguir las bases filosóficas y metafísicas del Tomismo (San Tomás de Aquino), los peritos teólogos introducen la Dialéctica de Hegel y Heidegger.


De esta forma, logran pervertir los fundamentos de la Fe, afirmando que “la verdad no es inmutable” y que por lo tanto “el Dogma evoluciona”. Obviamente, han introducido el “Relativismo” y, como lo afirma el Padre Lofeudo, “el Relativismo es destruir el edificio doctrinal de la Iglesia”.


El objetivo de los modernitas es pues, destruir la Iglesia Verdadera y fundar una “nueva” iglesia, una FALSA IGLESIA.















Ir a la página de Reingeniería Anticristiana en la Iglesia




Ir a la página en Defensa de la Fe









 

 

And How Can I Help?

You may wonder, 'how can I be part of the solution', 'how can I contribute?'. Learn more...