En Defensa de la Fe


Alivio de las almas del Purgatorio - El Sacrificio de la Misa - San Malaquías en Claraval - Sor Zenaida - El venerable José Anchieta y la Misa de réquiem

La Misa es el sacrificio infinitamente santo del Cuerpo y la Sangre de Jesucristo. La Misa de Difuntos contiene oraciones especiales por las almas, por lo cual obtiene para ellas una ayuda especial, al menos cuando las reglas litúrgicas permiten al sacerdote celebrar de negro.





La Misa es el sacrificio infinitamente santo del Cuerpo y la Sangre de Jesucristo. La Misa de Difuntos contiene oraciones especiales por las almas, por lo cual obtiene para ellas una ayuda especial.La Misa es el sacrificio infinitamente santo del Cuerpo y la Sangre de Jesucristo. La Misa de Difuntos contiene oraciones especiales por las almas, por lo cual obtiene para ellas una ayuda especial, al menos cuando las reglas litúrgicas permiten al sacerdote celebrar de negro.




SEGUNDA PARTE



Capítulo 18 - Alivio de las almas - El Sacrificio de la Misa - San Malaquías en Claraval - Sor Zenaida - El venerable José Anchieta y la Misa de réquiem

No debemos omitir aquí el relato de la gracia tan especial que le valió a San Malaquías su gran caridad hacia las almas del Purgatorio.

 

Un día que estaba con varias personas piadosas y les hablaba coloquialmente de temas espirituales, les hizo la siguiente pregunta en relación con el paso de esta vida mortal a la eterna: "Si cada uno de vosotros pudiese elegir, ¿en qué día y en qué lugar desearíais morir?”

 

En respuesta, algunos indicaron una fiesta, otros otra; algunos, este o aquel lugar. Cuando le tocó al santo expresar su pensamiento, dijo que no desearía terminar su vida terrenal en ningún lugar diferente al del monasterio de Claraval, regido por San Bernardo, con el fin de poder disfrutar de inmediato de los sacrificios ofrecidos por estos fervorosos religiosos; y en cuanto al momento, preferiría, dijo San Malaquías, el día de la Fiesta de los Difuntos, con el fin de tener parte en todas las Misas, en todas las oraciones, que se hacen en ese día por los difuntos en todo el mundo católico.

 

Este deseo originado en su piedad se cumplió en todos los detalles. Él se dirigía a Roma para encontrarse con el Papa Eugenio III, cuando, al llegar a Claraval, poco antes del día de Todos los Santos, le sorprendió una grave enfermedad que le obligó a detenerse en aquel piadoso monasterio. Pronto se dio cuenta de que el Señor le había concedido sus deseos, y gritó con el profeta: <<Este es mi lugar de descanso para siempre: aquí habitaré porque lo he elegido>> (Salmo 131).

 

En efecto, al día siguiente de la fiesta de Todos los Santos, mientras toda la Iglesia rezaba por los muertos, San Malaquías devolvió su alma al Creador.

 

Conocimos, dice el padre Postel, a una santa monja, Sor Zenaida P, quien afectada durante varios años por una terrible enfermedad, pidió a Nuestro Señor la gracia de morir el día de la Conmemoración de los Difuntos - por quienes ella siempre había tenido una gran devoción.

 

Dios le concedió lo que deseaba. En la mañana del 2 de noviembre, después de dos años de padecimientos, soportados con el más cristiano coraje, comenzó a cantar un himno de acción de gracias y expiró suavemente unos momentos antes de la hora en que comienza la celebración de la Misa en todas las iglesias.

 

Es sabido que en la liturgia católica hay una Misa especial por los difuntos: se celebra con ornamento negro y se llama Misa de Réquiem.

 

Cabe preguntarse si esta misa es más benéfica para las almas que las demás. - El sacrificio de la Misa, a pesar de la diversidad de sus ceremonias, es siempre el mismo, el sacrificio infinitamente santo del Cuerpo y la Sangre de Jesucristo. Pero como la Misa de Difuntos contiene oraciones especiales por las almas, también obtiene para ellas una ayuda especial, al menos cuando las reglas litúrgicas permiten al sacerdote celebrar de negro.

 

Esta opinión, basada en la institución y la práctica de la Iglesia, se ve confirmada por un hecho que leemos en la vida del venerable padre José Anchieta.

 

Este santo religioso de la Compañía de Jesús, llamado con razón el taumaturgo del Brasil, tenía, como todos los santos, una gran caridad con las almas del Purgatorio. Un día, durante la octava de Navidad, en la que la Iglesia prohíbe las Misas de réquiem, el 27 de diciembre, fiesta de San Juan Evangelista, este hombre de Dios, ante el gran asombro de todos, subió al altar vestido de negro y celebró una Misa de difuntos.

 

Su superior, el padre Nobréga, conociendo la santidad de Anchieta, no dudó de que hubiese actuado por inspiración divina; sin embargo, para no dejar pasar por alto lo irregular de esta conducta, le reprendió delante de todos sus hermanos.

 

Le dijo: "¿Padre, no sabe usted acaso que la Iglesia prohibe celebrar de negro en el día de hoy? ¿Acaso olvidó las reglas litúrgicas?" - El buen Padre, humilde y obediente, respondió con respetuosa sencillez que Dios le había dado a conocer la muerte de un Padre de la Compañía.

 

Este Padre, que había sido compañero suyo en la Universidad de Coimbra, y que entonces vivía en Italia, en el Colegio de la Santa Casa de Loreto, había muerto esa misma noche. “Dios -añadió-, al darme la noticia, me hizo comprender que debía ofrecer inmediatamente el Santo Sacrificio por él y hacer todo lo que estuviera a mi alcance para aliviar esta alma”. - "Pero, replicó su superior, ¿sabe usted si la Santa Misa celebrada, como usted lo hizo, le fue de provecho?" - "Sí, contestó con humildad Anchieta. Inmediatamente después de la conmemoración de los muertos, cuando dije estas palabras: << ¡A Dios Padre Todopoderoso, en la unidad del Espíritu Santo, todo el honor y la gloria!>>, el Señor me hizo ver que aquella querida alma, había sido liberada de toda pena y ascendía al Cielo, donde le esperaba la corona de justicia".







Ir al capítulo anterior



Ir al capítulo siguiente




Regresar al índice de capítulos del libro sobre el Purgatorio




Regresar a Ayudas para mi Conversión





 

 

And How Can I Help?

You may wonder, 'how can I be part of the solution', 'how can I contribute?'. Learn more...