Solemnidad de nuestro Señor Jesucristo Rey del Universo

¡Nuestro Señor Jesucristo Rey del Universo! La siguiente es la reflexión correspondiente a este domingo solemne, el cual es el último del Año Litúrgico. Nuestra meditación se hace sobre las lecturas de la Biblia que se proclaman durante la Eucaristía de este día.

 

(Note: This is a sponsor's page)

 

 

Nota acerca de la fecha: En el 2013, corresponde al Domingo 24 de Noviembre.



Segundo Libro de Samuel 5,1-3.

Todas las tribus de Israel se presentaron a David en Hebrón y le dijeron: "¡Nosotros somos de tu misma sangre! Hace ya mucho tiempo, cuando aún teníamos como rey a Saúl, eras tú el que conducía a Israel. Y el Señor te ha dicho: "Tú apacentarás a mi pueblo Israel y tú serás el jefe de Israel". Todos los ancianos de Israel se presentaron ante el rey en Hebrón. El rey estableció con ellos un pacto en Hebrón, delante del Señor, y ellos ungieron a David como rey de Israel.

 



Salmo 122(121),1-2.4-5.

Me puse alegre cuando me dijeron:
«¡Vamos a la casa del Señor!»
Ahora nuestros pasos se detienen
delante de tus puertas, Jerusalén.

Allá suben las tribus,
las tribus del Señor, la asamblea de Israel,
para alabar el Nombre del Señor.

Pues allí están las cortes de justicia,
los ministerios de la casa de David.

 



Carta de San Pablo a los Colosenses 1,12-20.

Y darán gracias con alegría al Padre, que nos ha hecho dignos de participar de la herencia luminosa de los santos. Porque él nos libró del poder de las tinieblas y nos hizo entrar en el Reino de su Hijo muy querido, en quien tenemos la redención y el perdón de los pecados. Él es la Imagen del Dios invisible, el Primogénito de toda la creación, porque en él fueron creadas todas las cosas, tanto en el cielo como en la tierra los seres visibles y los invisibles, Tronos, Dominaciones, Principados y Potestades: todo fue creado por medio de él y para él. El existe antes que todas las cosas y todo subsiste en él. Él es también la Cabeza del Cuerpo, es decir, de la Iglesia. Él es el Principio, el Primero que resucitó de entre los muertos, a fin de que él tuviera la primacía en todo, porque Dios quiso que en él residiera toda la Plenitud. Por él quiso reconciliar consigo todo lo que existe en la tierra y en el cielo, restableciendo la paz por la sangre de su cruz.

 



Evangelio según San Lucas 23,35-43.

El pueblo permanecía allí y miraba. Sus jefes, burlándose, decían: "Ha salvado a otros: ¡que se salve a sí mismo, si es el Mesías de Dios, el Elegido!". También los soldados se burlaban de él y, acercándose para ofrecerle vinagre, le decían: "Si eres el rey de los judíos, ¡sálvate a ti mismo!". Sobre su cabeza había una inscripción: "Este es el rey de los judíos". Uno de los malhechores crucificados lo insultaba, diciendo: "¿No eres tú el Mesías? Sálvate a ti mismo y a nosotros". Pero el otro lo increpaba, diciéndole: "¿No tienes temor de Dios, tú que sufres la misma pena que él? Nosotros la sufrimos justamente, porque pagamos nuestras culpas, pero él no ha hecho nada malo". Y decía: "Jesús, acuérdate de mí cuando vengas a establecer tu Reino". Él le respondió: "Yo te aseguro que hoy estarás conmigo en el Paraíso".

 

Nuestra Reflexión Acerca de las Lecturas Anteriores

 

01. La fiesta de Cristo Rey está ligada a la experiencia las monarquías: las monarquías que gobernaron al antiguo pueblo de Israel y las monarquías que gobernaron en Occidente, después del nacimiento del cristianismo.

 

02. Las imágenes del reino, del rey, de la soberanía del rey, de su poder marcaron, sin duda, la mentalidad del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento e influyeron en la elaboración de una teología “real” que retomó estas imágenes y las aplicó a Dios y, más adelante, a la persona de Jesús. Esto explica por qué el año litúrgico llega a su punto culminante con la fiesta de Cristo Rey del Universo.

 

03. El problema es tener claridad sobre el tipo de rey, reinado y de reino que representa Jesús, que no puede ser igual a los reinos y reinados políticos que conocimos en la historia y que conocemos, muy desfigurados, en la actualidad. No debemos olvidar que el mensaje central de Jesús es la llegada, la presencia y la riqueza del Reino de Dios…pero tampoco podemos perder de vista que Jesús mismo dejo claro que “…Mi reino no es de este mundo” ¿Qué querrán decir estas palabras? Hay una manera peculiar en que Jesús es rey y el Reino de Dios no es un sistema sociopolítico.

 

04. Conviene recordar que el antiguo pueblo de Israel (el Israel de la Biblia) pasó por varios estadios de organización socio–política: tuvo su inicial proceso de formación; luego se organizó como una confederación de tribus y más adelante pasó (quizá por la fuerza de las circunstancias) al régimen de organización monárquica. Varios reyes quedaron grabados en la memoria de este pueblo, pero fueron – sin duda – David y Salomón quienes más marcaron la tradición del pueblo. De ellos, David pasó a ser el prototipo de rey; lo idealizaron tanto que se transformó en modelo. Más adelante, cuando las esperanzas religiosas del pueblo albergaron la venida de un Enviado (=Mesías) de Dios, se pensó que este Mesías debía no sólo tener algunas de las características del rey David, sino también salir de la casa (estirpe, descendencia) de David. Por eso teológicamente se nota un esfuerzo por conectar a Jesús con David. Por ejemplo cuando Jesús entra en Jerusalén, justo antes de la pasión, se le saluda diciendo: “bendito el que viene en Nombre del Señor, Bendito el hijo (=descendiente) de David”.

 

05. Entendemos, entonces, por qué en el tiempo de Jesús: unos esperaban a un nuevo rey, al estilo de David, tal como se lo presenta en la primera lectura de hoy. Claro, otros, esperaban un tipo de Mesías diferente, por ejemplo: un caudillo militar que fuera capaz de derrotar el poderío romano o un nuevo Sumo Sacerdote, que purificaría el Templo. En los tres casos, se esperaba un Mesías triunfante, poderoso.

 

06. Desde esta perspectiva monárquico-davídica entendemos por qué El salmo 122 hace tanto énfasis en Jerusalén (ciudad del Templo y Ciudad del palacio de David: los dos (ciudad y rey) son símbolos del poder. Entendemos, igualmente, por qué Jesús tenía que cumplir su misión allí: llegar a Jerusalén es tocar el centro de la vida y del poder de la nación con la nueva propuesta del Reino de Dios.

 

07. Curiosamente, el evangelio de hoy está tomado de la narración (extensa) de la pasión de Jesús. Con ello, el evangelista (y la liturgia) nos quieren mostrar cómo es que Jesús reina (= entregándose por amor) y cuál es la diferencia del reinado de Jesús (que sirve al prójimo) en relación con los reyes déspotas de este mundo (que explotan abusivamente al pueblo). Jesús reina no desde un elegante trono, sino desde la cruz (=desde el servicio y la donación de la propia vida). En realidad, lo que teológicamente se afirma, es que Jesús es la instancia que provoca crisis en toda estructura humana de poder que funcione sometiendo, oprimiendo, aplastando, tiranizando al ser humano.

 

08. El reino que anuncia Jesús es el del amor, que incluye como dinamismos propios: el cuidado, la compasión, la verdad, la justicia, la libertad, la responsabilidad, el servicio. Vivir este tipo de reino, vivir una existencia “regida” por estos principios y valores es entrar en la lógica de Jesús y hacerla operante en la historia humana. Este es el reto de todo creyente cristiano.

 

09. En el texto de la carta a los Colosenses, san Pablo señala cómo, a través de Jesús el Cristo, Dios ha trabajado para lograr la reconciliación de todos los seres (de toda la Creación) con Dios. Hay que tener cuidado de no interpretar la muerte de Jesucristo en la cruz como el precio que había que pagar a Dios (Padre) para que cesara en su enojo y perdonara a la humanidad pecadora. Un tal Dios sería tremendamente sádico y poco Padre. Lo que el Nuevo Testamento plantea es que la humanidad había perdido el rumbo de la auténtica unidad con Dios, de la auténtica realización humana y de la verdadera comunión con el universo entero y, en un exceso de amor, envía a su hijo para revelar (mostrar, manifestar) y recordar el camino (Jesús es el Camino)… Y es Camino amando hasta el extremo. La muerte en cruz de Jesús hay que entenderla como el signo mayor de la entrega que brota de este amor y como consecuencia última del desarrollo de su misión.

 

10. De la experiencia de Jesús Resucitado nace la Iglesia. Ella debe ser continuadora de la misión de Jesús, signo e instrumento de esos valores y de esa lógica de Jesús. El problema se puede presentar si la Iglesia (las Iglesias) en lugar de reproducir las actitudes, valores, tendencias y propuestas de Jesús lo que se hace es vivir según las lógicas “de los otros reinos”: exclusión, dominación, autoritarismo, abuso de poder, connivencia política con realidades en clara contradicción con el Reino de Dios, etc.

 

Cabe preguntarse:



· ¿Cómo son nuestras relaciones interpersonales?

· ¿Cómo son las relaciones de la Iglesia con las diversas instancias de poder en la sociedad?

· ¿Cómo son las relaciones al interior de la Iglesia? ¿Siguen ellas el modelo cristiano de la fraternidad?

· ¿De qué manera el “reinado” de Cristo nos libera y nos marca una nueva lógica de vida?

 

Terminemos nuestra meditación con la siguiente ...

Oración

Dios Padre Nuestro, que enviaste a Jesús para que anunciara a todos tu deseo de renovar totalmente el mundo, te pedimos que -contemplando a Jesús y permaneciendo unidos a Él- podamos ver que lo verdaderamente importante es construir tu Reino. Amén 

 

 

¿Tienes alguna pregunta, duda, inquietud, sugerencia o comentario acerca de estas reflexiones?

Escríbenos aquí ...

Please note that all fields followed by an asterisk must be filled in.

Please enter the word that you see below.

  

 

Regresar al comienzo de la 'Solemnidad de nuestro Señor Jesucristo Rey del Universo'



Regresar desde la 'Solemnidad de nuestro Señor Jesucristo Rey del Universo' al índice de temas de 'Como Combatir la Pobreza en el Espíritu'

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

And How Can I Help?

You may wonder, 'how can I be part of the solution', 'how can I contribute?'. Learn more...