Domingo 16 del Tiempo Ordinario Ciclo C 2019

Te comparto la reflexión correspondiente al Domingo 16 del Tiempo Ordinario Ciclo C 2019, sobre las lecturas de la Biblia que se proclaman durante la Eucaristía de este día.



(Note: This is a sponsor's page)

 

 

Nota acerca de la fecha: En el 2019, corresponde al Domingo 21 de Julio.




Dios pasa, se hace presente, habla, nos interpela… ¿Lo percibimos? ¿Le hacemos caso? ¿Le prestamos atención? La liturgia de este domingo nos invita a abordar estos temas y a hacer una revisión de vida.



Pero el Señor le contestó: Marta, Marta, andas inquieta y nerviosa con tantas cosas; solo una es necesariaPero el Señor le contestó: Marta, Marta, andas inquieta y nerviosa con tantas cosas; solo una es necesaria




Veamos las lecturas:



Génesis 18, 1-10a

Señor, no pases de largo junto a tu siervo

 

En aquellos días, el Señor se apareció a Abrahán junto a la encina de Mambré, mientras él estaba sentado a la puerta de la tienda, porque hacía calor. Abrahán alzó la vista y vio a tres hombres en pie frente a él. Al verlos, corrió a su encuentro desde la puerta de la tienda y se prosternó en tierra, diciendo: "Señor, si he alcanzado tu favor, no pases de largo junto a tu siervo. Haré que traigan agua para que os lavéis los pies y descanséis junto al árbol. Mientras, traeré un pedazo de pan para que cobréis fuerzas antes de seguir, ya que habéis pasado junto a vuestro siervo." Contestaron: "Bien, haz lo que dices." Abrahán entró corriendo en la tienda donde estaba Sara y le dijo: "Aprisa, tres cuartillos de flor de harina, amásalos y haz una hogaza." Él corrió a la vacada, escogió un ternero hermoso y se lo dio a un criado para que lo guisase en seguida. Tomó también cuajada, leche, el ternero guisado y se lo sirvió. Mientras él estaba en pie bajo el árbol, ellos comieron. Después le dijeron: "¿Dónde está Sara, tu mujer?" Contestó: "Aquí, en la tienda." Añadió uno: "Cuando vuelva a ti, dentro del tiempo de costumbre, Sara habrá tenido un hijo."

 

 

Algunas reflexiones:

 

Abraham se ve sorprendido por la visita de tres peregrinos desconocidos.  Siguiendo las leyes de la hospitalidad, Abraham los acoge generosamente. Como consecuencia, este encuentro despunta en una promesa: podrá tener un hijo. ¿Qué aspectos aparecen como claves en esta narración? Veamos:  

 

1.   La presencia de Dios en nuestra vidaDios se apareció a Abraham y sigue haciéndose presente en la historia humana, en la vida de las personas, en el camino de cada creyente.

 

2.    La capacidad humana para reconocer esta presencia. Al verlos, Abraham corrió a su encuentro desde la puerta de la tienda y se prosternó en tierra, diciendo: "Señor, si he alcanzado tu favor, no pases de largo junto a tu siervo. Abraham supo reconocer en estos tres hombres la presencia de Dios. Pero no es suficiente con que Dios se haga presente en la vida de las personas. Es necesario que las personas estén atentas a esta presencia inefable. El ser humano está dotado de la capacidad de percibir a Dios y entrar en comunicación con Él. La oración es una muestra de ello. Pero, para entrar en comunión con Dios es necesario cultivar la dimensión espiritual, el sentido de trascendencia. Sin ellos es imposible percibir a Dios, prestar atención a sus formas de comunicación y lograr claridad sobre su Voluntad.

 

3.    La actitud de acogida y de servicio: “traeré un pedazo de pan para que cobréis fuerzas antes de seguir, ya que habéis pasado junto a vuestro siervo.” Dos valores claves de la cultura semita, que siguen siendo actuales y necesarios para toda la humanidad. Acoger y servir.

 

4.     La promesa de Dios, que anima el caminar humano: "Cuando vuelva a ti, dentro del tiempo de costumbre, Sara habrá tenido un hijo." Las promesas de Dios atraviesan toda la Biblia. Dios promete y se compromete.  Su palabra no es una palabra vana, hueca, mentirosa. Estas promesas de Dios constituyen una de las grandes motivaciones para el creyente. Aferrado a ellas el creyente lucha, persiste, permanece fiel. Las promesas constituyen tanto el horizonte como la meta para ‘hacer camino’.




Colosenses 1, 24-28

El misterio escondido desde siglos, revelado ahora a los santos

 

Hermanos: Ahora me alegro de sufrir por vosotros: así completo en mi carne los dolores de Cristo, sufriendo por su cuerpo que es la Iglesia, de la cual Dios me ha nombrado ministro, asignándome la tarea de anunciaros a vosotros su mensaje completo: el misterio que Dios ha tenido escondido desde siglos y generaciones y que ahora ha revelado a sus santos. A estos ha querido Dios dar a conocer la gloria y riqueza que este misterio encierra para los gentiles: es decir, que Cristo es para vosotros la esperanza de la gloria. Nosotros anunciamos a Cristo; amonestamos a todos, enseñamos a todos, con todos los recursos de la sabiduría, para que todos lleguen a la madurez en su vida en Cristo.

 

 

Algunas reflexiones:

 

La salvación ofrecida a todos y de la cual gozan ya los creyentes es el gran misterio escondido, que ahora, ha sido revelado (manifestado). Dios había prometido el envío de su Mesías y el pueblo judío lo esperaba con ansia. Sin embargo, el proyecto de Dios era no solo cumplir esta promesa al pueblo, sino expandir la salvación a toda la humanidad. San Pablo se descubre llamado a ser servidor de este plan de salvación PARA TODOS. El plan de salvación revelado en la persona de Jesucristo no es simple información, no es un saber teórico, sino la participación en una relación amorosa con Dios que transforma nuestra vida.  ¿En qué insiste san Pablo?:

 

1.      Por su unión con Cristo, el creyente cristiano continúa en su vida (en la historia humana) la pasión de Cristo Jesús. Este es el sentido profundo del bautismo, que constituye progresivamente una experiencia de unión íntima con Cristo Jesús. Dicha relación (dicha unión – comunión) deberá permitir a cada creyente afirmar lo mismo que afirmó san Pablo:  “…y ya no soy yo quien vive, sino que es Cristo quien vive en mí. Y la vida que ahora vivo en el cuerpo, la vivo por mi fe en el Hijo de Dios, que me amó y se entregó a la muerte por mí.” (Gálatas 2,20).

 

2.    La universalidad de la misión: que todos conozcan a Cristo y, en Cristo, que logren ver el amor de Dios y el proyecto de salvación que Dios ha mostrado y desplegado: Dios dar a conocer la gloria y riqueza que este misterio encierra para los gentiles.  Eso que llamamos la catolicidad debe ser entendida en varios sentidos.

 

  • a.     Lo que Dios quiere es que todos los seres humanos se salven y lleguen al conocimiento de la verdad revelada en Cristo Jesús.

 

  • b.    El mensaje de salvación debe llegar a todos los seres humanos, sin importar su condición, raza, afiliación política, etc. La responsabilidad de la Iglesia es hacer llegar el mensaje a todos. Corresponde a cada persona tomar su propia decisión frente a este mensaje.

 

  • c.     La mentalidad, la actitud y la disposición de todo auténtico evangelizador (discípulo-misionero) debe ser de acogida y apertura a todos.

  

3.    El centro de la acción evangelizadora debe ser el anuncio de Jesucristo. El Papa Juan Pablo II, en su encíclica Catechesi Tradendae (de 1979) lo afirmaba con insistencia:

 

Hay que subrayar, en primer lugar, que en el centro de la catequesis encontramos esencialmente una Persona, la de Jesús de Nazaret, «Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad», que ha sufrido y ha muerto por nosotros y que ahora, resucitado, vive para siempre con nosotros. Jesús es «el Camino, la Verdad y la Vida», y la vida cristiana consiste en seguir a Cristo, (…). El objeto esencial y primordial de la catequesis es, empleando una expresión muy familiar a San Pablo y a la teología contemporánea, «el Misterio de Cristo».” (CT. No 5)

 

4.    El objetivo de toda acción evangelizadora y de toda acción pastoral es: “…que todos lleguen a la madurez en su vida en Cristo.” ¿Qué significa llegar a la madurez en la fe? ¿Cómo se llega a esta madurez? ¿Qué nos impide madurar?




Lucas 10, 38-42

Marta lo recibió en su casa. María ha escogido la parte mejor

 

En aquel tiempo, entró Jesús en una aldea, y una mujer llamada Marta lo recibió en su casa. Ésta tenía una hermana llamada María, que, sentada a los pies del Señor, escuchaba su palabra. Y Marta se multiplicaba para dar abasto con el servicio; hasta que se paró y dijo: "Señor, ¿no te importa que mi hermana me haya dejado sola con el servicio? Dile que me eche una mano." Pero el Señor le contestó: "Marta, Marta, andas inquieta y nerviosa con tantas cosas; solo una es necesaria. María ha escogido la parte mejor, y no se la quitarán."

 

 

Algunas reflexiones:

 

La escena narrada por el evangelista nos parece muy cotidiana: Jesús visita a una familia de amigos (Marta, María, Lázaro). En el episodio, Lázaro no está presente. La situación es aprovechada por san Lucas para:

 

A.   Subrayar la importancia de algunos valores:

 

  • ·        Las relaciones interpersonales profundas (por ejemplo, la amistad).

 

  • ·        La acogida.

 

  • ·        La escucha atenta (de la propia conciencia, de los otros, de Dios). La escucha puede ser el momento que prepara la buena comprensión para un adecuado actuar. 

 

B.    Mostrarnos algunos peligros:

 

  • ·        Oponer contemplación y acción.

 

  • ·        Caer en una escucha que jamás despunta en transformación ni en acción.

 

  • ·        Dejarnos absorber por el activismo.

 

San Lucas nos quiere hacer caer en cuenta que, para el creyente cristiano, la escucha de la palabra de Dios (revelada en Cristo Jesús) no puede ser algo simplemente ocasional. Ella debe ser alimento diario, que fortalece y que da dirección a la vida. 

 

En relación con la figura de María, lo que el evangelista Lucas quiere subrayar es que el creyente puede caer en el peligro de no comprender que la llegada de Cristo es la ocasión clave para dar sentido pleno a la vida, por eso – aunque las cosas por hacer sean importantes – hay que distinguir entre lo urgente y lo fundamental.

 

Para alimentar la reflexión:

 

1.      En la agitada vida que llevamos ¿sacamos el tiempo necesario para poner atención a la palabra (comunicación) que Dios nos dirige tanto en la Biblia como en la vida?

 

2.    ¿Qué actividades superficiales nos quitan este tiempo valioso para prestar ‘atención a Dios’?

 

3.    ¿Podríamos estar siendo consumidos por un cierto activismo, que no nos permite desarrollar la dimensión contemplativa de la existencia?

 

4.    ¿Qué tan bien sabemos escuchar?

 

5.     ¿Se trata de ir de la contemplación a la acción o de saberlas integrar? 

 

 

Terminemos nuestra reflexión orando con el…

 

Salmo 14

Señor, ¿quién puede hospedarse en tu tienda?

 

El que procede honradamente y practica la justicia, el que tiene intenciones leales y no calumnia con su lengua. R.

 

El que no hace mal a su prójimo ni difama al vecino, el que considera despreciable al impío y honra a los que temen al Señor. R.

 

El que no presta dinero a usura ni acepta soborno contra el inocente. Quien así obra nunca fallará. R.

 


¿Tienes alguna pregunta, duda, inquietud, sugerencia o comentario acerca de estas reflexiones?

Escríbenos aquí ...

Please note that all fields followed by an asterisk must be filled in.

Please enter the word that you see below.

  

 

Regresar al comienzo del 'Domingo 16 del Tiempo Ordinario Ciclo C 2019'



Regresar desde el 'Domingo 16 del Tiempo Ordinario Ciclo C 2019' al índice de temas de 'Como Combatir la Pobreza en el Espíritu'










































































































































































































































































































































 

 

 

And How Can I Help?

You may wonder, 'how can I be part of the solution', 'how can I contribute?'. Learn more...