En Defensa de la Fe


Domingo 14 del Tiempo Ordinario Ciclo B 2018

Te comparto la reflexión correspondiente al Domingo 14 del Tiempo Ordinario Ciclo B 2018, sobre las lecturas de la Biblia que se proclaman durante la Eucaristía de este día.


(Note: This is a sponsor's page)

 

 

Nota acerca de la fecha: En el 2018, corresponde al Domingo 8 de Julio.


La liturgia de hoy llama la atención sobre nuestra fe, nuestra capacidad de ‘ver’. Nos invita a descubrir y asumir la dimensión profética de nuestro bautismo y nos invita a una escucha atenta del Espíritu Santo en nosotros.



"No desprecian a un profeta más que en su tierra entre sus parientes y en su casa. No pudo hacer allí ningún milagro, solo curó algunos enfermos imponiéndoles las manos.Y se extrañó de su falta de fe”


Veamos las lecturas.


Ezequiel 2,2-5

Son un pueblo rebelde, sabrán que hubo un profeta en medio de ellos

 

En aquellos días, el espíritu entró en mí, me puso en pie, y oí que me decía: "Hijo de Adán, yo te envió a los israelitas, a un pueblo rebelde que se ha rebelado contra mí. Sus padres y ellos me han ofendido hasta el presente día. También los hijos son testarudos y obstinados; a ellos te envió para que les digas: "Esto dice el Señor." Ellos, te hagan caso o no te hagan caso, pues son un pueblo rebelde, sabrán que hubo un profeta en medio de ellos."

 

 

Detengámonos unos momentos sobre los siguientes puntos:

 

  • Estar atento a la acción del Espíritu de Dios en nosotros y escuchar en nuestro interior su ‘voz’: el espíritu entró en mí.

 

  • Descubrirnos como enviados (misioneros) de Dios a otros: Yo te envió a…

  • Examinar nuestra manera de vivir y nuestra actitud ante lo que Dios nos dice y nos pide: Son testarudos y obstinados.


  • El respeto de Dios por nuestra la libertad: Te hagan caso o no te hagan caso.

  • Lo importante es que Dios ha estado allí y que el creyente ha hecho su tarea: sabrán que hubo un profeta en medio de ellos.


II Corintios 12,7b-10

Presumo de mis debilidades, porque así residirá en mí la fuerza de Cristo

 

Hermanos: Para que no tenga soberbia, me han metido una espina en la carne: un ángel de Satanás que me apalea, para que no sea soberbio. Tres veces he pedido al Señor verme libre de él; y me ha respondido: "Te basta mi gracia; mi poder se revela plenamente en la debilidad." Por eso, muy a gusto presumo de mis debilidades, porque así residirá en mí la fuerza de Cristo. Por eso, vivo contento en medio de mis debilidades, de los insultos, las privaciones, las persecuciones y las dificultades sufridas por Cristo. Porque, cuando soy débil, entonces soy fuerte.

 

 

Detengámonos unos momentos sobre los siguientes puntos:

 

  • La soberbia: Para que yo no me crea más de lo que soy.


  • La confianza y abandono en Dios: mi poder se muestra plenamente en la debilidad.

  • La Gracia: Te basta mi gracia. La gracia es la asistencia amorosa de Dios. Cuando reconozco humildemente mi debilidad estoy preparado para acoger la ayuda de Dios que me fortalece y me capacita para avanzar.Por eso, el apóstol dice: cuando soy débil, entonces soy fuerte.

 

Marcos 6,1-6

No desprecian a un profeta más que en su tierra

 

En aquel tiempo, Jesús fue a su pueblo en compañía de sus discípulos. Cuando llegó el sábado, empezó a enseñar en la sinagoga; la multitud que lo oía se preguntaba asombrada: "¿De dónde le viene todo eso? ¿Qué sabiduría es esa que le han enseñado? ¿Y esos milagros de sus manos? ¿No es este el carpintero, el hijo de María, hermano de Santiago y José y Judas y Simón? Y sus hermanas ¿no viven con nosotros aquí?" Y esto les resultaba escandaloso. Jesús les decía: "No desprecian a un profeta más que en su tierra, entre sus parientes y en su casa." No pudo hacer allí ningún milagro, solo curó algunos enfermos imponiéndoles las manos. Y se extrañó de su falta de fe. Y recorría los pueblos de alrededor enseñando.

 

 

Detengámonos unos momentos sobre los siguientes puntos:

 

  • Corremos el riesgo de acostumbrarnos  a Jesús y perder la conciencia de QUIEN es: Jesús fue a su pueblo (…) No desprecian a un profeta más que en su tierra, entre sus parientes y en su casa.

 

  • La pregunta que debemos hacer no solo en relación con Jesús, sino respecto de nosotros mismos: ¿De dónde le viene todo eso? ¿De dónde saca todo esto?

  • El gran problema es la debilidad, la superficialidad y la falta de consistencia de nuestra fe: se extrañó de su falta de fe.



Algunas reflexiones

 

El relato propuesto por el evangelista Marcos marca un punto clave en el desarrollo de la misión de Jesús. Jesús, que es presentado aquí como profeta, se encuentra con la absoluta falta de fe de los suyos (su pueblo, sus amigos y parientes). Esta falta de fe es la que termina obstaculizando la obra salvadora de Dios en Jesús. ¿Qué tan profunda y clara es mi fe? ¿Cómo podría evaluar mi estado de ‘salud espiritual’?  

 

Este drama de la falta de fe está muy presente en el evangelio de Marcos y está asociado con la crucifixión de Jesús. Lo crucifican porque no creen en Él y porque se hacen ideas falsas de su actuar (está poseído por el demonio, decían). Así, el drama de la cruz atraviesa también la vida del creyente, del discípulo de Jesús.  Esa cruz la que comparten con Jesús todos los que son incomprendidos y perseguidos a causa de su nombre. ¿Cómo experimento en mi vida esta ‘dimensión de cruz’?

 

Los habitantes de Nazaret están asombrados e incrédulos. Conocen al hombre Jesús, sabe de su familia,  conocen de dónde viene, tienen clara cuál es la profesión que ha ‘heredado’ de José (es carpintero), pero no saben de dónde viene su sabiduría, el poder de curar, el tipo de enseñanza  que propone, su autoridad espiritual. Ven lo ordinario (lo que se ve a simple vista), pero están incapacitados para ver lo extraordinario, lo profundo. No tienen ojos para ver la presencia y la acción de Dios en Jesús. ¿No nos estarán faltando estos ojos?

 

Es necesario caer en cuenta que la novedad de Dios siempre está más allá de lo que conocemos habitualmente o de lo que creemos conocer. Algunas veces la excesiva seguridad en lo conocido nos cierra las posibilidades de conocer más, de conocer de otras maneras, de percibir aquello que ha permanecido invisible para nosotros. Hay que mirar pero con ojos nuevos. ¿Podría ensayar a mirar con ojos nuevos mi propia vida y la realidad en la que estoy inmerso?

 

Recordemos las palabras de Jesús: “Dios ocultó estas cosas a los sabios y prudentes y se las reveló a los sencillos”. Lo cierto es que por falta de sencillez, de humildad, de sensibilidad y de misericordia nos volvemos incapaces de comprender a Dios, que actúa con estas características.  Nos cuenta el evangelista Marcos que, por la falta de fe, Jesús "no pudo hacer allí ningún milagro". ¿Lo podrá hacer conmigo? Cuando falta humildad y disposición espiritual “cuesta mucho reconocer en quien es visto como “uno de nosotros” a uno que Dios ha elegido y enviado.” (Servicios Koinonia).

 

Para seguir profundizando:

 

1. Es importante que cada creyente cristiano descubra y asuma la dimensión profética de su consagración bautismal. ¿De qué manera puedo ser ‘profeta’ hoy?      ¿Qué mensaje de Dios necesita el mundo de hoy? ¿Tiene el cristiano claridad sobre esa dimensión profética de la fe que profesa?

 

2. ¿Qué papel cabe a las iglesias ante los grandes retos que vive el país?


3. Es importante orar para que aparezcan – en nuestro tiempo - nuevos y auténticos profetas y para que sean escuchados.

 

 

Terminemos nuestra reflexión orando con el…

 


Salmo 123

Nuestros ojos están en el Señor, esperando su misericordia.

 

A ti levanto mis ojos, / a ti que habitas en el cielo. / Como están los ojos de los esclavos / fijos en la manos de sus señores. R.

 

Como están los ojos de la esclava / fijos en las manos de su señora, / así están nuestros ojos / en el Señor, Dios nuestro, / esperando su misericordia. R.

 

Misericordia, Señor, misericordia, / que estamos saciados de desprecios; / nuestra alma está saciada / del sarcasmo de los satisfechos, / del desprecio de los orgullosos. R.

 

¿Tienes alguna pregunta, duda, inquietud, sugerencia o comentario acerca de estas reflexiones?

Escríbenos aquí ...

Please note that all fields followed by an asterisk must be filled in.

Please enter the word that you see below.

  

 

Regresar al comienzo del 'Domingo 14 del Tiempo Ordinario Ciclo B 2018'



Regresar desde el 'Domingo 14 del Tiempo Ordinario Ciclo B 2018' al índice de temas de 'Como Combatir la Pobreza en el Espíritu'

 



























































































































































































































 

 

 

And How Can I Help?

You may wonder, 'how can I be part of the solution', 'how can I contribute?'. Learn more...