En Defensa de la Fe


El Purgatorio - Ventajas de la devoción a las almas – Ellas oran por nosotros - Suárez - Santa Brígida - Santa Catalina de Bolonia - El Venerable Vianney

Las almas del Purgatorio expresan a menudo su gratitud a través de sus oraciones. Ellas oran por nosotros, no solamente después de su liberación, cuando ya están con Dios en el Cielo, sino también estando aún en su lugar de destierro y en medio de sus sufrimientos. Aunque no pueden rezar por ellas mismas, obtienen grandes gracias para nosotros merced a sus súplicas.






Aunque no pueden orar por ellas mismas,las almas oran por nosotros,no solamente después de su liberación,cuando ya están con Dios en el Cielo,sino también estando aún en el Purgatorio;y obtienen graciLas almas del Purgatorio expresan a menudo su gratitud a través de sus oraciones. Ellas oran por nosotros, no solamente después de su liberación, cuando ya están con Dios en el Cielo, sino también estando aún en su lugar de destierro y en medio de sus sufrimientos. Aunque no pueden rezar por ellas mismas, obtienen grandes gracias para nosotros merced a sus súplicas.





SEGUNDA PARTE



Capítulo 50 - Ventajas - Las almas oran por nosotros - Suárez - Santa Brígida - Santa Catalina de Bolonia - El Venerable Vianney

Acabamos de hablar de la gratitud de las almas. A veces la manifiestan de forma muy visible, como lo hemos visto. Sin embargo, más a menudo la expresan de forma invisible mediante sus oraciones.

 

Las almas oran por nosotros, no solamente después de su liberación, cuando ya están con Dios en el Cielo, sino también estando aún en su lugar de destierro y en medio de sus sufrimientos.

 

Aunque no pueden rezar por ellas mismas, obtienen grandes gracias para nosotros mediante sus súplicas.

 

Esta es la enseñanza expresa de dos ilustres teólogos, Belarmino y Suárez.

 

Dice Suárez: “Estas almas son santas y queridas por Dios. La caridad las lleva a amarnos; ellas saben, al menos de manera general, a qué peligros estamos expuestos y qué necesidad tenemos de la Ayuda Divina.  ¿Por qué entonces no habrían de rezar por sus benefactores?”

 

¿Por qué no? Se podría responder diciendo: porque ellas no los conocen.  En su oscura morada y en medio de sus tormentos, ¿cómo saben ellas quiénes son los que las ayudan con sus sufragios?

 

Sin embargo, a tal objeción se puede responder en primer lugar, que las almas sienten al menos el alivio que reciben y la ayuda que se les brinda. Aunque ellas no supiesen de dónde proviene tal alivio, el hecho de que lo sientan es de por sí suficiente para que invoquen las bendiciones del Cielo sobre sus benefactores, sean quienes sean, ya que Dios los conoce.

 

Ahora, ¿se puede en realidad afirmar que las almas del Purgatorio no saben de quién proviene el alivio a sus sufrimientos?  Su desconocimiento al respecto no está en absoluto demostrado, y hay fuertes razones para afirmar que no existe tal desconocimiento.  ¿Acaso sus ángeles de la guarda, que permanecen al lado de cada una de ellas, para brindarles todos los consuelos que están a su alcance, las privarían de tan consolador conocimiento?

 

En segundo lugar, ¿no es acaso este conocimiento conforme al dogma de la Comunión de los Santos? El intercambio que existe entre nosotros y la Iglesia Purgante, ¿no será tanto más perfecto cuanto más recíproco sea y cuanto más conozcan las almas a sus bienhechores?

 

Esta doctrina está confirmada por una serie de revelaciones privadas y en la práctica, por varios santos personajes.

 

Ya hemos relatado cómo Santa Brígida, en uno de sus éxtasis, oyó a varias de estas almas exclamar en voz alta: "Señor, Dios todopoderoso, otorga el ciento por uno a quienes nos asisten con sus oraciones y que te ofrecen sus buenas obras para que podamos gozar de la luz de Tu Divinidad".

 

Por otra parte, leemos en la vida de Santa Catalina de Bolonia que ella tenía una tierna devoción por las almas del Purgatorio, que rezaba por ellas a menudo y con gran fervor, que se encomendaba a ellas con gran confianza en sus necesidades espirituales y que exhortaba a otros a hacerlo, diciéndoles: "Cuando quiero obtener alguna gracia de parte de nuestro Padre del Cielo, recurro a las almas que están aún retenidas en el Purgatorio. Les ruego que presenten en su nombre mi petición ante la Divina Majestad, y yo siento que me es concedida por su intercesión".

 

Un santo sacerdote de nuestro tiempo, cuya causa de beatificación ya se inició en Roma, el venerable Vianney, cura de Ars, dijo a un eclesiástico que le consultó: "Oh, si supiéramos cuán grande es el poder de las benditas almas del purgatorio sobre el corazón de Dios, y si conociéramos bien todas las gracias que podemos obtener por su intercesión, ellas no estarían tan olvidadas.  Debemos rezar por ellas, para que ellas a su turno recen por nosotros".

 

Esto último que afirma el venerable Vianney, nos señala la verdadera forma de recurrir a las almas del Purgatorio: hay que ayudarlas, para obtener a cambio sus oraciones y los efectos de su gratitud. Debemos rezar por ellas, para que ellas a su turno recen por nosotros.

 

No se trata entonces de invocarlas como invocamos los santos que están disfrutando del Paraíso. Ese no es el espíritu de la Iglesia; esta reza sobre todo por los difuntos y los ayuda mediante sus sufragios.

 

Sin embargo,  no es de ninguna manera contrario al espíritu de la Iglesia ni a la piedad cristiana, brindar auxilio a las almas con la intención de obtener a cambio, gracias a sus oraciones, los favores que deseamos.

 

Por lo tanto, es loable y piadoso ofrecer una Misa por los difuntos cuando tenemos necesidad de una gracia particular.

 

Si las oraciones de las almas son tan poderosas cuando aún se encuentran sufriendo en el Purgatorio, es fácil concebir que lo serán aún más cuando, habiendo alcanzado plena purificación, dichas almas estén ante el trono de Dios.







Ir al capítulo anterior



Ir al capítulo siguiente




Regresar al índice de capítulos del libro sobre el Purgatorio




Regresar a Ayudas para mi Conversión





 

 

And How Can I Help?

You may wonder, 'how can I be part of the solution', 'how can I contribute?'. Learn more...